República Dominicana, 2015-04-20

Amicus sobre aborto terapéutico presentado ante el Tribunal Constitucional de República Dominicana

En abril de 2015, presentamos ante el Tribunal Constitucional de República Dominicana un amicus curiae en el proceso que sigue para decidir si mantiene la garantía del derecho a la vida e integridad de las mujeres gestantes cuando el embarazo las pone en riesgo, cuando éste es producto de violación o incesto o cuando el feto tiene malformaciones incompatibles con la vida extrauterina. Estas situaciones en las que es posible acceder a un aborto fueron incluidas en el Código Penal aprobado en diciembre de 2014, luego de que el Presidente de la República, Danilo Medina, lo solicitara como forma de garantizar los derechos humanos y fundamentales de las mujeres dominicanas.

En nuestra intervención afirmamos que la Corte Interamericana de Derechos Humanos ya concluyó, en la sentencia Artavia Murillo y otros c. Costa Rica, que “el objeto directo de protección es fundamentalmente la mujer embarazada”. En ese sentido, el derecho a la vida no es incompatible con permitir el aborto, pues como la concepción solo ocurre dentro del cuerpo de la mujer, la única manera de proteger la vida prenatal es protegiendo a la mujer embarazada. El derecho a la vida desde la concepción no implica, entonces, que se deba prohibir el aborto sino que el Estado debe garantizar opciones dignas para las mujeres embarazadas, es decir, servicios de calidad para llevar adelante el embarazo o acceso a interrumpirlo si lo requiere para proteger su vida y su integridad.

Archivos

  • Descargar el amicus
  •  

    Líneas de Trabajo

    Derechos sexuales y reproductivos